Blog - Salud Dental - El dentista, la solución al bruxismo

El dentista, la solución al bruxismo

22/03/2016

imagen artílo blog

El bruxismo afecta a un tercio de la población mundial, según el Estudio Sobre el Bruxismo y una Nueva Prueba de Esfuerzo elaborado por la Universidad de Murcia. Este acto consiste en rechinar o apretar los dientes de ambos maxilares (superior e inferior) de forma involuntaria, fundamentalmente durante las horas de sueño. Los efectos directos que ocasiona el bruxismo para la salud bucodental son, en primer lugar, problemas en la articulación de la boca, y en segundo, el desgaste dental prematuro.

Problemas en articulación de la boca (ATM)

El síndrome de la articulación temporomandibular es la consecuencia que más describen los pacientes con bruxismo. Este  trastorno afecta directamente a los músculos y articulaciones de la boca, ocasionando dolor desde la zona mandibular hasta el cráneo: cara, boca, dientes, ligamentos, cuello y disco cartilaginoso.

Diversos estudios científicos atribuyen al estrés el desencadenante del bruxismo y, por tanto, los problemas de articulación de la boca.

La articulación temporomandibular, además, está asociada con frecuencia a los problemas de mordida. Sin embargo, no hay un consenso en la comunidad científica en determinar si el bruxismo causa el dolor en la zona del ATM o, por el contrario, el dolor previo en esta región induce al bruxismo.

¿Cómo se puede solucionar?

La consecuencia más visible del bruxismo es, sin duda, el desgaste dental. El rechinamiento de los dientes en ambos maxilares, poco a poco, va ganando terreno. El bruxismo actualmente se clasifica en tres grados:

Primero (I): se trata de un hábito ocasional que puede no repetirse de manera periódica, sino puntual.

Segundo (II): asociado a problemas de ansiedad. Desaparece cuando la persona que lo sufre se hace plenamente consciente del problema. Se trata de un hábito establecido, pero, en este grado, el bruxismo es reversible.

Tercero (III): el hábito es poderoso y las lesiones ocasionadas en la estructura dentofacial son permanentes. La persona lo sufre de manera consciente e inconsciente.

En función de la gravedad que revista el bruxismo en el paciente, este puede ser remitido total o parcialmente a través de técnicas de remisión del estrés y la ansiedad, los dos detonantes más relacionados. En estos casos, además, el dentista puede tomar un molde de la estructura dental para realizar una férula de descarga que palíe el continuo desgaste. La cirugía, en los casos de bruxismo, no es una solución.

Poner fin al bruxismo o mitigar las consecuencias del dolor pasa por una evaluación profesional. Los dentistas y especialistas maxilofaciales son los profesionales indicados para asesorar adecuadamente acerca de la salud bucodental. Un desgaste anormal de las piezas dentales, unidas al dolor o molestias en la región ATM es claro indicio de un problema incipiente de bruxismo. En consecuencia, se recomienda una revisión profesional.

Bruxismo
Dentista
Articulación bucal
Salud bucodental
Dentista Granada
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador aquí